La Costa Blanca tiene mucho que ofrecer: sol, playa, un clima templado y también impresionantes castillos de la Edad Media. Si te gusta la historia y pasar tiempo al aire libre, la Ruta de los Castillos de la Frontera del Miedo es tu plan perfecto.

Descubriendo la Ruta de los Castillos de la Frontera del Miedo

Esta ruta que deambula por la Costa Blanca es la mejor forma de visitar la zona, al tiempo que aprendes sobre su cultura y su historia. La Frontera del Miedo es un nombre que va como anillo al dedo a una ruta repleta de torres defensivas, fortalezas, murallas, iglesias y una larga historia de guerras y conflictos en esta región costera. En este artículo, te hablamos sobre las tres paradas imprescindibles de esta ruta. Estamos seguros de que te van a encantar, ya que ¡cada rincón es más pintoresco que el anterior!

Los tres enclaves de la ruta en Villajoyosa

Arranca esta ruta de castillos por todo lo alto en el encantador municipio de Villajoyosa. Aquí puedes visitar la Torre del Xarco. Esta fortificación se sitúa en una loma con vistas resplandecientes al mar Mediterráneo y sus aguas color turquesa.

El municipio de Villajoyosa goza de otros dos puntos de interés en esta ruta: la Torre de Aquiló y las Murallas de Villajoyosa, esa última se encuentra en el mismo centro de la localidad. Además, la ciudad de Villajoyosa tiene mucho que ofrecer: unas playas estupendas y un paseo marítimo rebosante de vida y colores vibrantes. Por lo tanto, estos planes hacen de Villajoyosa una opción ideal para pasar un buen día en familia y en plena conexión con su historia.

Un castillo y una torre en pleno Benidorm

Castillo de Benidorm

Aún más impresionante que la Torre del Xarco es el Castillo de Benidorm. Entre dos playas, y situado en el casco antiguo de Benidorm, este castillo te hará viajar en el tiempo. Un castillo del siglo XIV que servía como defensa ante piratas y berberiscos. Y que hoy en día está rodeado por las siluetas de los modernos rascacielos que tanto caracterizan la ciudad. Ver el atardecer desde este balcón al Mediterráneo es una experiencia que no te puedes perder.

Y por si el castillo no es suficiente, también podrás divertirte en uno de los parques acuáticos de Benidorm o ir de excursión a la Villa Romana de Alfaz del Pi, una imponente construcción de termas y necrópolis del siglo IV d.C.

Calpe, el corazón de la ruta

Una parada obligatoria en Calpe es la subida el Peñón de Ifach, desde donde podrás disfrutar de unas vistas inmejorables. ¿Sabías que había un pueblo de la Edad Media justo debajo de este peñón impresionante? La Pobla medieval de Ifach es una de las pocas poblas medievales que aún quedan intactas en la Comunidad Valenciana. En la sombra del Peñón de Ifach, se pueden hallar los restos de un pueblo cristiano que se levantó a finales del siglo XIII y que fue abandonado en el siglo XV debido a los conflictos entre castellanos y aragoneses. Ya has visto, ¡siempre puedes aprender algo nuevo!

En cada lugar que visites, hay una nueva oportunidad para disfrutar de la naturaleza, la gastronomía, las playas y de las experiencias únicas que cada municipio de la Costa Blanca ofrece. ¿Qué te parece? ¡Sólo queda ponerte un buen par de zapatos, llevar una cámara y protección solar para disfrutar de la ruta! Si quieres más ideas de actividades para hacer en la Costa Blanca, sigue nuestro blog y nuestros perfiles de Facebook e Instagram y no te pierdas nada.

This post is also available in: English Français Nederlands