Con la llegada del calor en verano, la única cosa en la que pensamos es en refrescarnos. Además de beber mucha agua, sobre todo los días particularmente calurosos, nuestro cuerpo también anhela la sensación de esa agua fresca capaz de reconfortar nuestra cálida piel. ¿Qué mejor sensación que darse un chapuzón los días de verano? Entre el agua salada, el agua dulce y las piscinas, te proponemos un abanico de opciones para refrescar tu mente y fortalecer tu espíritu.

¿Te imaginas vivir a dos pasos de una zona con amplias piscinas? Con los apartamentos Montecala Gardens, en Residential Resort Cumbre del Sol, puedes refrescarte  en tan solo un par de segundos. Solo tendrás que pensarlo e, instantes después, estarás dentro del agua. Además, las piscinas comunes de estos apartamentos te permitirán disfrutar de tus vecinos y divertirte con ellos creando momentos memorables. En cuanto a las piscinas privadas, estas presentan otro tipo de ventaja. En Lirios Design, todos los modelos tienen su propia piscina para que disfrutes de toda la privacidad, tranquilidad y comodidad que necesitas.

Además de tener tu propia piscina o una a tu disposición en las zonas comunes, si te encanta sentir la arena cálida en los pies, la brisa marina y beneficiarte de las ventajas del agua salada en tu cuerpo, también podrás visitar las numerosas playas a tu alcance. Y no hablamos de cualquier playa, sino de aquellas en las que ondea la bandera azul.

Bañarse en un agua limpia genera una exquisita sensación, ¿verdad? Seguro que ya has disfrutado de las aguas turquesas y tranquilas de la Cala Moraig y de la Cala LLebeig en Cumbre del Sol, y por eso hoy te invitamos a descubrir otros rincones maravillosos. La playa del Portet, en Teulada-Moraira y a tan solo unos kilómetros de Benitachell y de las residencias VAPF, es un enclave perfecto para un día en familia. Pero si no te gusta tanto la arena y prefieres una playa menos frecuentada, te recomendamos la playa de la Grava en Jávea, una encantadora playa de guijarros que se caracteriza por su pequeño y pintoresco puerto y su fácil de acceso, ya que se encuentra muy cerca del centro histórico de Jávea. ¿Por qué no relajarte en esta playa después de un día intenso de visita por la ciudad descubriendo su historia y su riqueza monumental?

Pero si buscas un lugar donde refrescarte mientras das un paseo y visitas el interior de la provincia, no puedes perderte uno de los mejores sitios de la Costa Blanca: Las fuentes del Algar. Este entorno natural ofrece varias posibilidades para no aburrirte y pasar un día excepcional: rutas de senderismo, piscinas naturales en las que practicar tus saltos desde las rocas, cascadas y una zona de picnic. Además, el agua es un poco más fresca que la de las piscinas o de las playas debido a que proviene de la montaña. ¿Se te ocurre un plan mejor?

Como puedes ver, el azul es un color omnipresente en la Costa Blanca: desde el cielo al mar o incluso hasta tu terraza. Todos anhelamos el verano y con todas estas propuestas te garantizamos una estación refrescante e inolvidable. No dudes en seguirnos en Instagram y Facebook para conocer mejor la Costa Blanca y las viviendas que te ofrecemos. ¡Atrévete a pasar un verano de lujo!

This post is also available in: English Français Nederlands