Una de las primeras gestiones que se han de realizar nada más llegar por primera vez a tu vivienda es la activación de los suministros energéticos. Esto suele suceder principalmente cuando se trata de una vivienda de nueva construcción o bien una casa que lleva mucho tiempo vacía. En cambio, si es una vivienda en la que hasta hace poco tiempo ha tenido inquilinos, lo habitual es que el suministro se haya mantenido y solo haya que cambiar de titular. En cualquier caso, si necesitas conocer cuáles son los requisitos para dar de alta tus suministros, ¡sigue leyendo!

¿Cómo dar de alta la luz y el gas en una vivienda de segunda mano o nueva?

Los requisitos para dar de alta la luz y el gas son los mismos tanto si es un inmueble de nueva construcción como si es antiguo: solo es necesario presentar todos los datos necesarios para la tramitación del alta. En primer lugar es necesario indicar los datos personales de un titular así como la forma de contacto. Otro de los requisitos para dar de alta la luz y el gas es indicar el número de CUPS y la dirección de la vivienda así como un justificante que acredite el usufructo de la vivienda, como bien podría ser el contrato de alquiler o las escrituras de la vivienda. Igualmente es importante seleccionar qué tarifa contratar y la potencia eléctrica deseada en el caso de la luz así como el peaje de gas.

¿Cuánto cuesta dar de alta la luz y el gas?

A diferencia de lo que ocurre con el cambio de titular, la activación de los suministros energéticos no es completamente gratuita. El coste, no obstante, no lo determina la comercializadora con la que vayas a efectuar la contratación sino que es una gestión que está regulada y que cobran las distribuidoras energéticas de gas y luz a través de las distribuidoras. El coste del alta de la electricidad viene determinado por la potencia eléctrica; es decir, cuanto mayor sea ésta, mayor será el precio. Algo similar ocurre con el gas natural: los peajes de accesos mayores son más caros.

¿Qué plazo de tramitación del alta suele haber?

Es importante que si a la vivienda a la que te vas a mudar no se encuentran activados los suministros procures iniciar las gestiones del alta de la luz y el gas cuanto antes ya que la gestión no es inmediata. En este sentido, no puedes esperar a mudarte a tu nueva casa a dar de alta la luz y es gas porque te encontrarías con que la vivienda no tendría los suministros activados durante varios días. En la actualidad se estima que el alta de la luz y el gas suele efectuarse en un plazo entre 5 y 7 días hábiles. Para poder realizar la gestión un técnico acudirá a una vivienda en una fecha y hora acordada para iniciar la acometida; y una vez finalizado su trabajo, solo hay que esperar a que la distribuidora correspondiente haga efectivo el suministro. Para más información sobre las tarifas energéticas, no te pierdas este artículo.

This post is also available in: English Français Nederlands