Después de las recomendaciones que te hicimos en el primer y en el segundo post, te traemos más ciudades que puedes visitar cerca del Residential Resort Cumbre del Sol. En este caso, nos dirigimos a ciudades que tienen un estilo de vida más tranquilo y con una población mucho menor que las anteriores.

No hace falta recorrer muchos kilómetros para descubrir dos pequeñas localidades como Gata de Gorgos o Teulada-Moraira, ambas en la comarca de la Marina Alta y a escasos kilómetros de Benitachell. Nuestra última parada, Villajoyosa, en la Marina Baixa, será, y nunca mejor dicho, el postre de nuestras recomendaciones de hoy.

Gata de Gorgos: la artesanía como escaparate de la ciudad

Tan solo 18 kilómetros separan Cumbre del Sol de la localidad de Gata de Gorgos, en el interior de la Marina Alta, pero el contraste entre el bullicio de los pueblos costeros y esta pequeña localidad se nota en cuanto ponemos un pie en ella.

Otra de las cosas que más destacan al pisar Gata de Gorgos es la presencia de productos artesanos como guitarras, sombreros, cestas o capazos de mimbre. La población, de apenas 6.000 habitantes, no impide que podamos encontrar diez fabricas de sombreros, siete de bolsos y dos de guitarras.

Entre sus rincones para explorar destacamos sus Cuevas Rojas o cualquiera de sus muchas rutas senderistas. Cuando acabes en Gata de Gorgos, nos dirigimos de nuevo hacia el mar de la Costa Blanca.

Teulada-Moraira: miradores para divisar playas de ensueño

Teulada y Moraira son dos paradas obligatorias en la Marina Alta. Hablar de ellas al mismo tiempo obedece solo a una cuestión territorial: Moraira es una pedanía de Teulada. Antes de llegar a la costa, detente en la localidad principal y conoce su muralla urbana. Prosigue tu camino hacia la costa con calma y disfrutando de los rincones naturales que hay durante el trayecto.

A tu llegada a Moraira, puedes escoger por donde empezar. Tienes miradores como Portitxol o L’Andragó para redescubrir el azul del Mediterráneo, puedes optar por pasear por sus ocho kilómetros de playa mientras decides si te das un chapuzón y, antes de marcharte, degustar cualquiera de sus restaurantes. Un porcentaje alto de la población de Moraira proviene del extranjero, por lo que puedes probar platos de diferentes partes del mundo.

Villajoyosa: la tradición más dulce

La última parada antes de regresar al Residential Resort Cumbre del Sol servirá para terminar la ruta con un buen sabor de boca. Villajoyosa, en la comarca de la Marina Baixa, debe su fama a una excelente tradición chocolatera, gracias a las diferentes fábricas del dulce que podemos encontrar.

No te empaches demasiado con el postre y ponte a pasear por calles como Arsenal, del Pal, Pou o Sant Pere para presenciar una de las postales más reconocidas de la Vila: las fachadas coloridas de las casas. Tampoco pierdas la oportunidad de descubrir el casco antiguo, con la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, La Torre de Sant Josep, las Torres Vigía del siglo XVI o el recinto amurallado.

Todos estos municipios se encuentran a menos de una hora del Residential Resort Cumbre del Sol y puedes disfrutar de ellos en cualquier momento del año. Sigue pendiente de nuestro blog para conocer más rincones en la Costa Blanca que no te puedes perder.

This post is also available in: English Français Nederlands