La Costa Blanca tiene mucho que ofrecerte además de la calidad de vida y de un clima excelente que podrás disfrutar los 365 días del año. Si extendemos estas características al deporte, y nos fijamos en la peculiar orografía de la zona, comprobamos que se trata de una zona ideal para practicar ciclismo en todas sus modalidades.

El reconocimiento internacional de la Costa Blanca como paraíso ciclista es un hecho. Durante este mes de febrero, se celebran dos pruebas de prestigio como la Costa Blanca Bike Race, de Mountain Bike, y la Vuelta Ciclista a la Comunidad Valenciana, de ruta, que este año tiene una etapa en Orihuela y otra en Alicante. Ambas competiciones siempre cuentan con una participación espectacular: desde medallistas olímpicos de Mountain Bike como Carlos Coloma al actual campeón del Tour de Francia, Geraint Thomas.

Incluso la Vuelta a España escogió la provincia de Alicante como el escenario para el desenlace de la edición del año 2016, con una exigente etapa de montaña que se iniciaba… ¡en Benidorm! La etapa finalizaba en el Alto de Aitana, tras recorrer dos puertos como Tudons y Coll de Rates, unas subidas que todo cicloturista que visita la Costa Blanca debe realizar. La carrera más importante del país volverá este año a la zona y en la segunda etapa los ciclistas pasarán por Cumbre del Sol para subir el Alto del Puig Llorença.

Las posibilidades de la zona, junto con el buen clima, provocan que numerosos aficionados a este deporte acudan en cualquier momento del año. Y no solo los aficionados. Los equipos ciclistas profesionales visitan las montañas alicantinas en los meses de diciembre, enero y febrero para preparar los retos más exigentes de la temporada. No obstante, el terreno de la Costa Blanca ofrece posibilidades para todos. En la web oficial puedes encontrar hasta 31 rutas adaptadas a todos los niveles y modalidades. ¿Has planeado ya la tuya? Elige la que más te guste… ¡y a pedalear!

This post is also available in: English Français Nederlands