El pasado sábado pudimos vivir la noche más mágica del año en el chiringuito Cala Moraig. Casi un centenar de vecinos se dieron cita para disfrutar de una espectacular cena con baile en un evento marcado por los tradicionales rituales donde se dejan atrás los malos presagios y se atrae la buena suerte.

Además, para hacer de esta celebración un evento más memorable, la Cala del Moraig se tiñó de blanco, color de la buena suerte, dando lugar a los looks más étnicos y estilosos.

Esta noche tan mágica coincide con la fiesta pagana del solsticio de verano, que suele ser la noche más corta del año. A partir de esa fecha, los días comienzan a ser más cortos y las noches más largas.

Como todo evento, la gastronomía se convirtió en la protagonista de la noche con una deliciosa cena en el Chiringuito Cala Moraig, con unos ricos entrantes que sorprendieron a los asistentes. Los segundos, tanto los que pidieron atún fresco con verduras como los que pidieron solomillo ibérico con salsa de champiñón, quedaron encantados. Tras la cena, comenzó un bailé que culminó con un brindis al final de la noche.

En Grupo VAPF, además de organizar el evento, también quisimos estar presente en una fecha tan especial acompañando a nuestros vecinos del Residential Resort Cumbre del Sol.

La nota de humor la puso un divertido photocall donde no faltaron las risas con llamativos complementos: gorros, sombrillas y máscaras que dejaron fotos divertidas para el recuerdo.

Esperamos que el próximo año también podamos juntarnos de nuevo para disfrutar de la mágica noche de San Juan y que esta celebración se convierta en una tradición dentro de nuestra comunidad de vecinos.

 

This post is also available in: English Français Nederlands