La importancia de la cultura en la Costa Blanca Norte

La importancia de la cultura en la Costa Blanca Norte

La Costa Blanca es uno de los destinos favoritos de los turistas. Un museo lleno de historia, cultura y festividad. No solo sus playas paradisíacas son punto de interés para visitarla, sino que la belleza y el legado cultural de sus pueblos invitan a adentrarte y perderte en ellos. Iglesias romanas, barrios de arquitectura árabe o castillos de épocas pasadas. Fiestas, monumentos y tradición que te llevarán a situarte en tiempos remotos y disfrutar de la herencia cultural de los pueblos de esta zona. ¡Descubre lugares mágicos a un paso del mar Mediterráneo!

 

Festividades en la Costa Blanca

El espíritu festero invade las calles de los municipios de la Costa Blanca a lo largo del año. Son muchos los que se animan a participar en estas celebraciones. Seguro que has oído hablar de la noche de San Juan o de las fiestas de Moros y Cristianos. Pero, antes que nada, ¿conoces su origen?

 

Moros y Cristianos

Altea, Denia, Calpe, Villajoyosa o Alcoy son ciudades conocidas gracias a sus populares celebraciones de Moros y Cristianos. Estas fiestas se conmemoran en honor a los patrones de estos municipios de la Costa Blanca.

Entre los más antiguos vecinos de la zona existe una creencia religiosa de que gracias a los patrones, los cristianos lograron ganar la batalla contra los musulmanes. Una celebración histórica que dura de 3 a 5 días y se celebra en diferentes ciudades y momentos del año. El acto más importante y representativo de esta fiesta es el Desembarco: la llegada a la orilla del mar de las tropas moras y su lucha en la playa con las tropas cristianas para la reconquista del territorio. ¡Un espectáculo en toda regla!

 

Fiestas de Altea

Altea es sinónimo de celebración. Prácticamente todos los meses hay alguna fiesta en este municipio, pero verano es su época dorada. La Semana Santa y el Corpus Christi son los eventos más religiosos del año. En el mes de febrero, las calles se llenan de color dando paso al conocido Carnaval. Mientras tanto, el Castell de l’Olla se celebra el sábado más cercano a la festividad de San Lorenzo de Altea. Se trata del mayor evento pirotécnico del mar que existe en España. Por otro lado, las fiestas de Moros y Cristianos, también son conocidas en esta localidad.

 

Hogueras de San Juan

La llegada del verano atrae a esta zona costera multitud de interés internacional. Las Hogueras de San Juan dan inicio el 19 de junio y ‘Mascletás’, El Pregón, desfiles, pasacalles, pólvora y campanas protagonizan estos días hasta la famosa noche de la ‘Cremà’ (24 de junio).

 

Fuegos artificiales

Tampoco podemos olvidarnos del broche final de Hogueras. Una ceremonia que se celebra todos los años los días posteriores, del 25 al 29 de junio. La playa del Postiguet abre sus puertas a un concurso de fuegos artificiales. Una celebración de espectáculos pirotécnicos de gran belleza en la Costa Blanca.

 

altea costa blanca cultura

 

Más que historia en la Costa Blanca

Otro indudable atractivo que tiene la Costa Blanca son los barrios más antiguos de sus distintas ciudades. Barrios, que esconden leyendas y preciosos monumentos.

 

Iglesia de Altea

Ubicada dentro del casco antiguo de Altea, esta iglesia data del 1607, cuando comenzó su construcción. Pasear por su plaza y alrededores te invita a soñar y a situarte en pleno S. XVI. Este templo ha sido testigo mudo del paso de los siglos en la ciudad y se ha convertido en todo un símbolo histórico y cultural identificativo de Altea.

 

Busto de Cervantes

En Dénia, el barrio más conocido es la Explanada de Cervantes, donde se haya el Busto del prestigioso escritor de ‘El Quijote’. Cuenta la leyenda que, en 1580, cuando Cervantes fue liberado de su cautiverio fue al puerto de Dénia y besó el lugar donde ahora se levanta este monumento.

 

Ruta de los Castillos

Más de 100 castillos se sitúan en la Costa Blanca. Fortalezas en las que residían los antiguos reyes visigodos y los más prestigiosos monarcas de la zona. La Ruta de los Castillos te invita a adentrarte en una experiencia mágica y cultural. Una ruta que concentra gran cantidad de fortalezas repartidas en localidades que van desde la sierra hasta el mar.

 

Leyendas, cultura y festividad que confirman que la Costa Blanca está llena de misterio y diversión. La historia que vive junto al mar Mediterráneo.  ¿La elegirías para vivir?

Patrimonios de la humanidad en la Costa Blanca

Patrimonios de la humanidad en la Costa Blanca

Promover la identificación, protección y preservación del patrimonio cultural o natural que se considere especialmente valioso para la humanidad. Esa es, desde hace muchísimo tiempo, una de las principales labores de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidades para la Educación, la Ciencia y la Cultura). El título de Patrimonio de la Humanidad es la distinción que se hace de estos lugares. En la Costa Blanca, y cerca de ella, tenemos la inmensa suerte de contar con varios de ellos.

Conviene hacer un breve paréntesis antes de comenzar a hablar de estas maravillas. Primero hay que diferenciar entre los dos grandes tipos de patrimonios que existen. El “patrimonio cultural” hace referencia a monumentos, grupos de edificios y sitios que tienen valor histórico, estético o arqueológico. En esta categoría también entran los que tienen un valor científico, etnológico o antropológico. “Patrimonio natural” se refiere a aquellas formaciones físicas, biológicas y geológicas excepcionales. Así como a hábitats de especies animales y vegetales amenazadas, y zonas que tengan valor científico, de conservación o estético. Por otro lado, también debemos hablar de “patrimonio cultural inmaterial”, que incluye prácticas y expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados. Y que se transmiten a los descendientes, como tradiciones orales, artes escénicas, usos sociales, rituales, actos festivos…

A lo largo de toda la Costa Blanca, y también cerca, contamos con representantes de los tres tipos. ¡Toma nota y ve planeando una escapada para visitarlos todos!

 

El palmeral (Elche)

Más de 200.000 palmeras se levantan sobre el casco urbano de Elche. Desde al año 2.000 este lugar de la Costa Blanca es Patrimonio de la Humanidad.

 

La dieta mediterránea

Esta dieta fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial en el año 2013. Sí, las razones son la riqueza, variedad y los beneficios para la salud. Se puede disfrutar de la gastronomía mediterránea en todas sus formas en la Costa Blanca. ¡Y en toda la costa de la Comunidad Valenciana! Desde los mercados en los que se vende una materia prima exquisita hasta en los mejores restaurantes que han sabido mantener la tradición y la esencia de la dieta mediterránea en sus elaboraciones de autor. Establecimientos de referencia que se han caracterizado por explorar en la cocina, respetando las características diferenciadoras de esta dieta, reconocida a nivel mundial por su variedad de sabores y texturas y por sus beneficios para la salud.

 

El arte rupestre

El arte rupestre constituye una manifestación cultural única. Y también representativa de la sociedad prehistórica que habitó lo que hoy es la Costa Blanca. Pero también muy cerca de ella. Las representaciones abundan por toda la zona, pero, si tenemos que recomendaros algunas en concreto, optaríamos por las siguientes. Una buena opción son las que encuentran en la localidad de Moixent (Abrigo de la Penya y Abrigo de Gontrán). También las que se encuentran en el Macizo del Caroig (Cueva de la Araña y abrigos del Barranco Moreno).

pinturas rupestres costa blanca

 

El Misterio de Elche (Elche)

Declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad en 2001, el Misterio de Elche es un tesoro cultural de Elche. La Festa, es otro nombre con el que también se conoce a esta obra de origen medieval. Se representa todos los años en la Basílica de Santa María de Elche en el mes de agosto. Esta actividad celebra la festividad de la Virgen de la Asunción.

 

Fuerte legado cultural

El legado cultural de la Costa Blanca aglutina todo tipo de actividades y lugares encierran historia y tradición. Moros y cristianos en Dénia, Alcoy o Calpe, fiestas en Altea y Alicante, barrios de arquitectura árabe o castillos en Guadalest y Jávea son algunas de las manifestaciones más conocidas de la zona. Las opciones son casi infinitas y te animamos a que descubras esta tierra.

Desde castillos de roca a los pies del Mediterráneo, esas estrechas calles adoquinadas donde se mezcla el olor a mar con el refrescante aroma a jazmín, desfiles multitudinarios de personas, la mágica Noche de San Juan… Una tradición y legado inmenso.

Además de los patrimonios de la humanidad que hemos repasado en esta entrada, la Costa Blanca cuenta con algunos de los cascos históricos más bonitos a nivel nacional. Claros ejemplos son el Barrio de Santa Cruz de Alicante y los de Jávea, Dénia, Benissa o Teulada. Todos ellos bajo un marco común: la luz y el sol del mediterráneo.

No te pierdas nuestros artículos de blog en los que te propondremos más planes por toda la Costa Blanca.

Disfrutar de la Semana Santa en la Costa Blanca

Disfrutar de la Semana Santa en la Costa Blanca

Con abril llega la Semana Santa, una época de especial interés turístico en casi todos los puntos de España y, en especial, en la Costa Blanca. Te proponemos una serie de planes y opciones cerca de Residential Resort Cumbre del Sol para pasar estas fiestas en uno de los destinos más solicitados durante todo el año.

La Semana Santa aporta un incentivo extra a todo residente o a cualquiera que se anime a pasar unos días por aquí, una oferta de auténtico lujo: la tradición y emoción de las procesiones, una gastronomía exquisita, y las ya conocidas playas de ensueño, unidas a los lugares de patrimonio histórico y cultural de gran riqueza.

Torrijas y mona de pascua: protagonistas en la mesa

Cuando llega la Semana Santa es tradición en la zona de la Costa Blanca la elaboración de los famosos dulces de Pascua.

Harina, levadura, leche, huevo, mantequilla y azúcar es más que suficiente para elaborar la famosa mona de pascua. El mismo Domingo de Resurrección, la tradición manda en Alicante. Las familias se reúnen para merendar y comer este dulce en algún entorno natural (playa, montaña, campo…) Como curiosidad, la mona siempre ha sido considerada como un regalo cariñoso de los mayores a los más pequeños de la casa.

El otro producto estrella de Semana Santa en la Costa Blanca son las torrijas. Sorprende como algo tan simple puede tener ese sabor espectacular. La base es remojar rebanadas de pan duro en vino tinto o en leche aromatizada con limón y canela. Se pasan por huevo batido y se fríen en aceite. Hay quien las sirve rebozadas en canela y azúcar y quien las endulza con almíbar.

costa blanca torrijas y mona

El sentimiento de las procesiones en la provincia de Alicante

La Semana Santa en la Costa Blanca es, por encima de todo, una fiesta de tradición religiosa que año tras año atrae la atención de muchos visitantes debido a sus increíbles procesiones llenas de sentimiento y emoción. A lo largo de los municipios de la zona, podrás disfrutar de actividades como la famosa procesión del silencio el Jueves Santo) y la procesión del Santo Entierro, protagonista del Viernes Santo, en la que las mujeres que lo deseen pueden acompañar al Santo Sepulcro vestidas de negro con teja y mantilla. Cabe destacar dos procesiones en la ciudad de Alicante, la procesión de la Santa Cena en Jueves Santo, que caracteriza por ser una de las más famosas de España ya que tiene un carácter solidario, pues tras la procesión, se donan los alimentos que ponen sobre la mesa del paso a una residencia de ancianos. Y, por otro lado, las palmeras de la Explanada son testigos de la procesión más popular y familiar de todas las que celebra la ciudad, la de la Borriquita el Domingo de Ramos.

Otras procesiones a tener en cuenta si quieres experimentar qué es la Semana Santa son las de La Pasión en la localidad de Orihuela, en la que desfilan más de 8.000 nazarenos y alrededor de 1.200 músicos; y la procesión de Los Tres Abrazos en Crevillente.

disfrutar de las procesiones costa blanca

Música, escapadas, mercados…

También hay lugar para otras actividades no religiosas para disfrutar de la Semana Santa en la Costa Blanca. Es tradición que en algunas localidades como Moraira-Teulada se lleve a cabo la interpretación de música en directo en sus calles. En la ciudad de Alicante se llevan a cabo las Jornadas de Cuaresma en las que se promociona la hostelería y restauración de toda la provincia de la mano de los mejores chefs de la zona.

También es interesante perderse por el centro histórico de cualquier municipio de la Costa Blanca, especialmente los de Altea, Dénia, Benitachell y Moraira, y descubrir sus rincones más emblemáticos, como el mercado medieval que se realiza en Calpe en esta época, en el que se pueden comprar artesanías típicas de la Costa Blanca.

¿Y qué decir de los planes al aire libre? La Semana Santa es un momento perfecto para descubrir zonas naturales como la ruta de los acantilados de Benitachell, dar un paseo por la cala L’Andragó en Moraira o tomar un aperitivo en el puerto deportivo de Altea.

Como has visto, en Semana Santa los municipios de la Costa Blanca se visten de gala y ponen en marcha cientos de actos que dotan de esplendor el litoral alicantino. La mezcla perfecta entre descubrir y conocer la tradición religiosa y disfrutar de una zona única en la costa mediterránea. No te pierdas nuestros próximos artículos de blog en los que te seguiremos hablando sobre más planes que hacer cerca de Residential Resort Cumbre del Sol.

Costa Blanca: Paraíso para ciclistas

Costa Blanca: Paraíso para ciclistas

En la Costa Blanca disfrutamos de uno de los climas más privilegiados del mundo. Los más de 300 días de sol y las temperaturas moderadas son los protagonistas durante la mayor parte del año.

Estas características, junto a la combinación de playa y montaña hacen que sean muchas las personas que elijan esta zona. Desde turistas a deportistas, pasando también por equipos profesionales. De hecho, varios profesionales han escogido el Residential Resort Cumbre del Sol como residencia temporal para cumplir con estos entrenamientos, y ya disfrutan de una vivienda aquí. En esta zona de la provincia realizan tanto rutas, como entrenamientos o se preparan para competiciones. De hecho, algunos campeonatos, como La Vuelta a España de ciclismo, han pasado por esta zona. Como, por ejemplo, la edición de 2019 que atravesó el Alto del Puig Llorença, en Residential Resort Cumbre Del Sol.

Claro está que algo especial debe tener esta zona para que profesionales y amateurs sientan especial predilección por esta zona. Desde Alicante hasta Dénia, en este artículo te comentamos algunas de las razones por las que la Costa Blanca es un paraíso para ciclistas.

El clima

Ya hemos mencionado antes lo positivo de este aspecto. Que disfrutemos de este tipo de clima y lo tengamos, en parte, normalizado, no quiere decir que sea lo común. Y es que no es fácil encontrar una zona con tantas horas de sol y unas temperaturas ideales para la práctica de deportes al aire libre durante todo el año.

Mar y montaña: las dos caras de la moneda

La mezcla y, en ocasiones, mimetización de mar con montaña a lo largo de los más de 100 kilómetros que recorren la Costa Blanca Norte brinda a los ciclistas multitud de posibilidades para adaptar las rutas según su perfil y nivel como deportista. Así como a las características de sus bicicletas como ruedas, suspensión y chasis.

Un paraíso para ciclistas de rutas por carretera y montaña

Un entorno seguro

La seguridad para un ciclista es primordial. Muchas zonas costeras no cuentan con la infraestructura necesaria, sobre todo, en las carreteras para el ciclismo. La Comunidad Valenciana y diferentes localidades que componen la Costa Blanca en general, y la zona norte en particular, llevan años trabajando para crear un sistema seguro y que esté siempre en condiciones óptimas para la práctica de este deporte.

No solo se cuidan las carreteras, que ofrecen desde perfiles llanos para principiantes hasta subidas más exigentes en tramos sin apenas tráfico, sino también la montaña. El MTB es una de las modalidades que más se potencia en la Costa Blanca Norte por esa particularidad que hemos mencionado de mar y montaña. De hecho, cuenta con dos centros BTT en Vall de Pop y el Comtat.

Territorio de ciclistas

La Costa Blanca Norte es una zona que, con el paso de los años, se ha convertido en referente para los ciclistas. El sector hotelero se ha beneficiado de ello sabiendo preparar sus instalaciones para cumplir con las necesidades que requiere un deportista. En la mayoría de ellos se pueden encontrar piscinas y spas. Estos son el lugar ideal para descansar y destensar los músculos después de una jornada de bici. Otros hoteles incluyen gimnasios para entrenar y cycling centers para reparar o poner a punto las bicicletas.

MTB en Costa Blanca Norte

Después de esta serie de características que hacen de la Costa Blanca Norte un destino ideal para ciclistas, ¿no dan ganas de ponerse a pedalear? En este artículo puedes ver varias rutas en los alrededores de Cumbre del Sol para que te pongas en marcha.

Lugares imprescindibles para descubrir Altea

Lugares imprescindibles para descubrir Altea

El blanco de su arquitectura, las calles empedradas del casco antiguo, las playas kilométricas de agua cristalina propias de cualquier isla paradisiaca que esconden calas recónditas. La tranquilidad de su invierno, la vivacidad de su verano… Sea lo que sea, la ciudad de Altea tiene ese algo que te atrapa, que lo hace un lugar único para perderte y, si te apetece, encontrarte.

Te traemos una serie de lugares imprescindibles para descubrir la esencia de Altea en tu primera visita a esta localidad de la Costa Blanca Norte. Si ya has estado o resides aquí, te aconsejamos tomar nota, tal vez te hayas dejado algo.

Dar un paseo por el casco antiguo

Una de las cosas que, bajo ningún concepto, no puedes dejar de hacer si quieres descubrir la belleza de Altea con tus propios ojos. Ponte un calzado cómodo y a subir cuestas, porque te aseguramos que acceder en coche es bastante complicado debido a que hay muchas calles peatonales.

No obstante, merece (muchísimo) la pena. Pasear por esas laberínticas calles mientras admiras la belleza de cada rincón. La Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo corona la ciudad y es una visita obligada en esta zona.

El Mirador de Cronistas

A escasos metros de la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, y en la parte más alta del casco antiguo se sitúa el Mirador de Cronistas, desde donde se tiene la mejor panorámica de Altea, el mar y la sierra.

Piérdete por el Jardín de los Sentidos

Altea es conocida por sus playas, pero en este municipio de la Costa Blanca también hay espacio para zonas más tropicales. El Jardín de los Sentidos es perfecto para entrar en contacto con la naturaleza a través de sus más de 3 mil metros cuadrados de plantas procedentes de todas las partes del mundo.

Parque Natural Serra Gelada

Otra forma de descubrir Altea especialmente dedicada a los amantes del senderismo. A pocos kilómetros de la ciudad se encuentra este parque natural que mira al mar, creando paisajes increíbles que disfrutar mientras se realiza alguna de las diferentes rutas del parque.

Nosotros te proponemos un par de opciones para distintos niveles. Por un lado, La Ruta del Faro de l’Albir, completamente accesible y con vistas a la Bahía de Altea, la Serra de Bèrnia y la propia Serra Gelada. Una ruta perfecta para hacer con niños o si te estás iniciando en este mundillo.

Otra opción que requiere de algo más de nivel es la Travesía de la Serra Gelada, un recorrido lineal por toda la sierra. Estamos ante unos 8,5 kilómetros y unas 4 horas y media de duración, que une el Punto de Información de l’Albir con la Cruz de Benidorm. Se puede hacer en ambos sentidos, o bien hacer el recorrido de ida y vuelta. Pero, antes de aventurarte, ten en cuenta que es una ruta exigente debido a las continuas subidas y bajadas, no escojas un día con muchísimo calor y asegúrate de hidratarte muy bien.

descubrir altea parque serra gelada

Puerto deportivo Marina Greenwich

El puerto deportivo de la ciudad tiene como curiosidad que coincide con el Meridiano de Greenwich 000º 00′ 00”. Nada más que por esa casualidad, ya merece la pena venir. También es ideal para relajarte en las numerosas terrazas y restaurantes cercanos al puerto disfrutando de toda la bahía.

Calas de la Barra Grande y del Racó del Corb

Como era de esperar, estando en la Costa Blanca Norte, tenemos que hablar de calas. Las playas de Altea son bastante conocidas y no te costará mucho encontrar las más conocidas. Nosotros te recomendamos dos opciones no tan conocidas, pero más asombrosas que las que encontrarás en los primeros resultados de Google.

Situadas al norte de la ciudad y ambas de acceso complicado al tener que bajar por una pendiente bastante pronunciada, pero, una vez allí, verás que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Consejo para ambas: utiliza escarpines o calzado similar a la hora de bañarte y, por supuesto, equipo de esnórquel para bucear en sus cristalinas aguas.

Como has visto en este artículo, Altea es una ciudad para descubrir que esconde belleza en cada uno de sus rincones. Con estos planes, ¿a qué estás esperando para organizar una escapada a esta joya de la Costa Blanca Norte?

Escápate a la isla de Tabarca

Escápate a la isla de Tabarca

Residential Resort Cumbre del Sol está idealmente ubicado en la Costa Blanca, entre Valencia y Alicante, lo que te permite disfrutar de las mejores playas y realizar varias actividades en familia. A algunos kilómetros de tu hogar se encuentra un verdadero paraíso: Tabarca, la única isla habitada en toda la comunidad valenciana y a la que es imprescindible ir con tu equipo de snorkel.

La visita de Tabarca es prácticamente obligatoria y puedes descubrirla en un solo día ya que tiene 1 800 metros de longitud y apenas 400 metros de ancho. ¿Te estás preguntando cómo ir? La mejor manera de llegar a Tabarca es desde el puerto de Santa Pola ya que está a poco más de 8 km, por lo que a penas tardarás 15 minutos en llegar; además, salen muchos barcos a lo largo del día. Sin embargo, si prefieres no usar mucho el coche y disfrutar de una travesía más larga puedes embarcar en Benidorm y (1h15).

Una vez en la isla te recomendamos aprovechar la mañana para descubrir todos sus rincones. Dirígete hacia el este, en la parte llamada Campo, para conocer el Torreón de San José (una antigua prisión), el faro y el pequeño cementerio desde donde se puede ver el islote de La Nao. Esta parte de la isla está protegida, por lo que podrás admirar muchas aves, aunque no podrás quedarte a tomar el sol en dichas playas. Sin embargo, en esta zona se encuentran los mejores circuitos de buceo, por lo que te recomendamos sumergirte y descubrir las cuevas y especies marinas autóctonas.

Seguro que después de haber dado todo este paseo, se te ha abierto el apetito, por lo que podrás elegir entre los más de 10 restaurantes repartidos por la isla en los que se sirve arroz y pescado, siendo el caldero tabarquino el plato típico.

Antes de sumergirte en las aguas cristalinas, puedes pasear por las calles de este pueblo marinero y visitar la muralla, declarada Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural en 1964, para contemplar la isla y el Mediterráneo. También encontrarás las iglesias de San Pedro y San Pablo, construidas en 1759 y 1770 (actualmente cerradas al público por trabajos de restauración) y el Museo Nueva Tabarca en el edificio de la Almadraba, un antiguo almacén usado para la pesca del atún

No cabe duda de que el mayor atractivo de la isla son sus aguas cristalinas y sus calas de ensueño. Toda la costa te ofrece playas a las que puedes bajar sin dificultad y elegir como punto de partida de tu circuito de snorkel. La Cova del Llop Marí, cerca del núcleo urbano, sólo es accesible desde el agua y es un verdadero refugio para las especies marinas. Si la isla de Tabarca ha sabido proteger sus fondos marinos es porque sus aguas son Reserva Marina del Mediterráneo.

¡No lo dudes más! Reserva tu billete de barco, coge tu equipo de snorkel y pon rumbo a Tabarca para vivir une experiencia increíble. La isla dispone de un par de hoteles para que puedas quedarte más de un día. Además, dicen que la isla se transforma por la noche y desvela sus verdaderos encantos.

Esta es solo una de las diversas actividades que puedes realizar cerca de tu hogar en la Costa Blanca. Asegúrate de echarle un vistazo a nuestro blog y de seguir nuestras redes sociales para estar al tanto de todas nuestras recomendaciones.