Si has elegido la Costa Blanca para vivir, podrás beneficiarte de una calidad de vida excepcional: un clima suave, mar, montaña y una región muy rica en gastronomía e historia. El Residential Resort Cumbre del Sol se encuentra en el corazón de la comarca de la Marina Alta y a pocos kilómetros de unas localidades que te esperan para que las explores. Por ello, hemos decidido hablarte de algunas para que conozcas toda la zona tanto verano como en invierno.

Benissa: Interior y costa

Benissa es una localidad costera que te aconsejamos conocer dando un paseo desde el centro. Las calles de adoquines y los edificios históricos de la ciudad te transportarán directamente a la época medieval. Destacamos la iglesia, el antiguo hospital (que ahora alberga el Ayuntamiento), las casas los Andrés y Pere Bigot e, incluso, la casa Museo Abargues que data del siglo XVIII, la cual puedes visitar.

Otra ventaja de Benissa es, sin duda, si situación costera. La playa de la Fustera es la más grande y resulta perfecta para pasar un día en familia, mientras que las calas Llobella y Advocat son ideales para bucear. Además, de esta última parte el Paseo Ecológico: un sendero de 4 km que bordea el mar y ofrece una vista impresionante a Calpe y Moraira. Si te apetece realizar todo su recorrido, puedes llegar hasta Calpe (9 km).

Calpe: Historia y cultura

El símbolo de Calpe es, sin lugar a duda, el Peñón de Ifach. Se trata de una formación rocosa de 332 metros de altura que ofrece una vista que quita el aliento y que, además, alberga muchas especies. Este paseo requiere de una buena preparación física, al menos después de pasar el túnel.

Continúa por el paseo marítimo y contempla las magníficas ruinas romanas que se construyeron entre los siglos II y IV. En el mar están los restos de la piscifactoría, mientras que en el otro lado del paseo están las ruinas de las termas.

Otra parte de la ciudad que no te puedes perder es su centro histórico. Acércate a la Plaça de la Villa y recorre las calles de adoquines con casas de colores. Además, la torre defensiva Torreó de la Peá, construida en el siglo XV, te espera al final del paseo y alberga el Museo del coleccionismo.

Dénia: Historia, gastronomía y compras

No hay ninguna duda en que el elemento que más impresiona de Dénia es su castillo, donde también se encuentra el museo arqueológico. Después de conocer su historia, acércate al casco antiguo para hacer algunas compras o degustar los platos típicos. Además, no dudes en perderte por sus calles estrechas para descubrir todos los barrios de la ciudad; el de los pescadores (Baix la Mar) es colorido y el de Les Roques se caracteriza por sus casas bajas y sobrias. Este paseo te permitirá encontrar los lugares menos conocidos de la ciudad, como la iglesia, el túnel del castillo (empleado como refugio durante la guerra) o el espacio gastronómico Els Magazinos.

Termina el recorrido en el espigón del puerto para ver la ciudad desde el mar y conocer la gran variedad de senderos que hay en los alrededores.

¡Ahora solo tienes que elegir el destino para vivir una aventura! No te olvides consultar con regularidad nuestro blog y de seguirnos en Facebook e Instagram para saberlo todo sobre la vida en la Costa Blanca y sobre nuestras promociones de villas y apartamentos de lujo.

This post is also available in: English Français Nederlands